DMS en Español DMS en Inglés DMS en Alemán Contacto por E-Mail DMS on Twitter DMS on Facebook

BY THE GODS!!!!!

Entrevista con: Virgin Steele 

(David Ortego) Hablar de Virgin Steele es hacerlo de una de las bandas más increíbles y a la vez más infravaloradas de la historia del heavy metal. Treinta años recién cumplidos, desde su creación, y una trayectoria en la que su peor disco “sólo” es notable avalan a un grupo que, por si fuera poco, derrocha simpatía y amabilidad cuando te acercas a ellos, ya sea para charlar un rato, pedirles que te firmen algo o sacarte una foto de recuerdo como demostraron en su periplo por tierras españolas. No todos los músicos en este mundillo del metal pueden decir lo mismo.

Con motivo de su actuación en Madrid, cuya crónica podéis leer en esta mis web, tuve la oportunidad de compartir unos minutos de charla tras el concierto con David De Feis, líder del grupo, que me demostró que su actitud en el escenario también la tiene al bajarse de él, es decir, es un grande a todos los niveles. Esto fue lo que depararon los minutos de conversación con él.

David Defeis DMS: Hola David, ¿Qué tal estás? ¿Cómo te sientes tras el concierto? Espero que no demasiado cansado…

David: Hola tocayo. No, no, la verdad es que me siento con mucha energía tras el concierto y para nada cansado. He disfrutado mucho durante la actuación con esta estupenda audiencia. Hacía mucho que no veníamos a esta parte del mundo y he disfrutado los conciertos que hemos dado mucho. Ha sido especial y espero que la gente lo haya pasado igual de bien.

DMS: Tenía algo de miedo de la respuesta de la gente ya que hoy había otro concierto importante en Madrid (ndr: la despedida de la formación original de Barón Rojo) y no sabía cómo iba a estar la sala. Sin embargo creo que los nos hemos acercado a veros lo hemos dado todo y el ambiente ha sido muy bueno.

David: Si, la verdad es que el ambiente ha sido genial. La gente ha sido muy apasionada con el grupo, no se han vuelto locos sin control, ha sido una pasión controlada pero en el escenario hemos sentido esa energía y eso es genial.

DMS: Creo que el “feedback” de la gente con el grupo es importante…

David: El “feedback” con la gente es muy importante para un grupo. Yo veo las caras de la gente desde el escenario, lo que transmiten. Si la gente está parada o no disfruta también lo veo y actuaría exactamente del mismo modo, porque tengo que hacerlo, pero se agradece mucho una respuesta positiva por parte del público hacía lo que haces.

DMS: Tuve la oportunidad de veros el año pasado en el Headbangers Open Air alemán y para mí fue un poco decepcionante. Creo que esta noche has estado mucho mejor vocalmente, por no hablar del tema de los teclados grabados totalmente en ese festival…

David: Estoy completamente de acuerdo contigo. El año pasado no estuve tan bien. Recuerda que estaba lloviendo, viajamos para un único show… Cuando haces varios conciertos sueles estar mejor porque te vas aclimatando a la gira y eso se nota. Respecto al tema del teclado fue una especie de experimento (ndr: pues qué mala suerte haberles visto “experimentando”…) porque mucha gente se quejaba de que no quería verme “atado” tras el teclado y preferían verme como frontman. Estuvimos viendo esta posibilidad, lo mismo que la de tocar con una teclista como en algunos conciertos de este verano.

DMS: Al final ni lo uno, ni lo otro. Has optado por la solución intermedia. Tocar tú y llevar partes grabadas... Para mí, es la mejor opción, sinceramente.

David: Si, probamos varias cosas y al final creo que es la mejor opción para compaginar ambas facetas y dotar de dinamismo al concierto.

DMS: Ahora que ha pasado algún tiempo desde que editasteis “Black Light Bacchanalia”. ¿Cómo ha funcionado el disco? A mí me sorprendió porque me parece muy bueno y después de treinta años no debe resultar fácil sacar un gran álbum…

David: Pues la verdad es que la respuesta ha sido muy positiva por parte de la gente de esta parte del mundo. Aunque especialmente en Sudamérica ha tenido mucho éxito. Y bueno, yo también creo que es un buen disco. Cuando lo escribí estaba muy concentrado en ello y, aunque yo siempre estoy escribiendo, este disco refleja mi estado de ánimo porque yo escribo de lo que vivo y de lo que siento en cada momento, por lo que representa cómo me sentía entonces. Es misterioso, es romántico y posiblemente más triste que otros que he escrito. Cuando vuelva a estar alegre escribiré un disco alegre otra vez (risas).

DMS: Virgin Steele cumple este mismo mes treinta años…

David: Oh, es cierto. Aunque bueno, tenemos dos aniversarios. Nos formamos en octubre de 1981 pero sacamos el primer disco en 1982 así que estaremos celebrando nuestro treinta aniversario durante dos años (risas).

DMS: Durante este tiempo habéis sacado bastantes discos regularmente por lo que no se puede decir que seáis una banda “perezosa” precisamente...

David: Para nada somos vagos (ndr: empieza a nombrarme todos los discos desde sus inicios)

DMS: Sé que es una pregunta difícil (o imposible) de responder pero, ¿cuál es tu disco favorito de Virgin Steele?

David: Buff (ndr: poniendo cara de circunstancias) No sabría qué contestarte a eso. Para mi todos los discos son importantes. Son como mis hijos, los he parido a todos y me resulta imposible escoger a uno frente a otro. De todos modos, si tuviera que escoger ahora mismo uno elegiría “Black Light Bacchanalia” porque es del que me siento más cercano ahora mismo pero cada disco es muy importante porque representa una etapa de mi vida.

DMS: Sin embargo hubo un periodo, durante 1988 a 1992, en el que no sacasteis ningún disco. ¿Qué pasó durante ese tiempo? ¿Falta de inspiración o hubo algún problema más?

David: Si, ese fue un periodo oscuro para nosotros. Teníamos un manager que era un imbécil y tuvimos que despedirlo. Tuvimos que probar muchos bajistas en esa época también… fue un cúmulo de cosas. Pero sobre todo fue un problema con el negocio, no con la banda ni con mi inspiración para componer. Cosas que escapaban a nuestro control pero que te afectan negativamente, ya sabes.

DMS: Pero conseguisteis superar las adversidades y en la década de los noventa sacasteis, para mí, vuestras mejores obras.

David: Exacto, resurgimos con más fuerza porque en nuestra carrera musical siempre hemos hecho lo que hemos querido en cada momento siendo fieles a nosotros mismos, y eso es lo importante para nosotros. No me importa toda la mierda que rodea a la industria musical, sólo me importa la música. Eso es lo único importante para mí. La música es mi vida y no quiero que las compañías discográficas dirijan mi vida.

DMS: Es curioso porque en los noventa el heavy metal parecía estar muerto y estaba de capa caída y, sin embargo, vosotros grabasteis tres joyas como las dos partes de “The Marriage Of Heaven&Hell” y el que para mí es vuestra obra maestra, “Invictus”. ¿Qué opinas tú?

David: Bueno, agradezco tus palabras pero esa situación nunca nos ha importado. Nosotros hacemos la música que nos gusta escuchar y, siendo honestos con eso, sabemos que a alguien más le va a gustar, si a nosotros nos gusta. Yo escucho todos mis discos y disfruto mucho tocando en los discos y grabándolos. Si no me siento libre escribiendo música esto no funciona. Es como lo que pasaba en los ochenta con todas las bandas de Los Ángeles que intentaban sonar parecidas porque ese sonido estaba de moda.

DMS: Y además en los noventa muchos grupos trataron de cambiar su sonido para estar de moda porque el metal ya no lo estaba y la mayoría (por no decir todas) fracasaron. Otras se mantuvieron fieles a su estilo y el tiempo suele poner a la gente en su lugar aunque, desgraciadamente, en mi opinión, Virgin Steele no están donde se merecen.

David: Eso es. De todos modos no intentamos sacar el mismo disco todos los años. Muchos fans me mandan mails para que hagamos el mismo disco una y otra vez y no lo vamos a hacer. Y tampoco quiero ser esclavo de las modas o las tendencias de la música. Lo que quiero es mantener lo que es auténtico para Virgin Steele y lo que mi criterio me dice que debo hacer. Todos los discos de la banda son algo diferentes entre sí, es como la aventura de mi vida porque la música es mi vida, y a lo largo del viaje vamos cambiando pero en todos los discos puedes reconocer el sello de Virgin Steele. Es como les pasó a grandes bandas con Led Zeppelin o The Who, ellos cambiaron, o más bien desarrollaron su sonido, pero eran ellos.

DMS: Hay diferencias entre desarrollar tu sonido y traicionarlo ¿No crees?

David: Claro. Virgin Steele nunca traicionará su sonido, se mantendrá fiel a lo que creo que debe ser. Yo siempre he escrito de la misma manera desde el primer disco hasta el último, con la misma pasión. Hablo de las cosas que me rodean, de mi visión del mundo y cosas así. Esto no va a cambiar, créeme.

DMS: Cómo curiosidad me gustaría preguntarte por vuestra gira como teloneros de Black Sabbath en 1987. ¿Cómo os trató una banda de tal calibre?

David: Oh, fue una gran experiencia y nos trataron fenomenal. Todas las noches asistíamos a su prueba de sonido y nos trataron muy bien en todos los sentidos. Poco después recuerdo que también giramos con Uriah Heep y fue otra gran experiencia y un gran tour. Ellos nos trataban de manera muy paternal, como si fueran nuestros padres y trataran de protegernos todo el rato. Fue genial. Realmente con todos los grupos con los que hemos girado hemos tenido una gran relación. También con Manowar…

DMS: ¿De verdad? Sé que sois paisanos suyos pero me sorprende ya que por la pose que tienen, ya sabes “somos los reyes del metal” y todo eso, diría que no son muy cercanos... De hecho, he estado en una rueda de prensa con ellos y no se mostraron así. Creo que sería difícil entrevistar a Joey Di Maio, por ejemplo, del mismo modo que te estoy entrevistando a ti.

David: No sé qué pose tienen con los fans, de eso no te puedo decir nada porque no lo sé, pero con nosotros se portaron muy bien en aquella gira (ndr: giraron en 1987 juntos) y sólo puedo decir cosas buenas de ellos.

DMS: Vale, no pretendo que digas nada malo…

David: Ya, lo sé, sé a qué te refieres, pero de verdad que con nosotros siempre se portaron genial tanto Joey como los demás.

DMS: Para cualquier True Metal fan sería increíble veros juntos en una gira a Manowar y a vosotros…

David: Si, mucha gente nos ha comentado que les encantaría vernos juntos y es algo que no nos importaría repetir desde luego. Estamos abiertos a hacerlo si llegara el momento (ndr: ojalá, pero me temo que no estarían por la labor porque mejor llevar a Holy Hell que no les hace sombra que a un grupo que les pueda hacer la competencia)

DMS: Me resultó curioso leer que vuestro ex baterista Joey Ayvazian dejó el grupo para dedicarse a inventar cosas. ¿Ha inventado algo importante o digno de mención?

David: (risas). Si, la verdad es que es algo curioso en el mundo de la música. No sé a lo que se dedica actualmente porque, aunque es un tipo amigable, hace mucho tiempo que no le veo. Lo que sí que te puedo decir es que es un gran baterista y que aportó mucho a la banda. Estoy muy contento con su trabajo cuando estuvo en el grupo.

DMS: ¿Tal vez sea el próximo Steve Jobs? (risas)

David: Quién sabe, por qué no…

DMS: Esta pregunta tampoco es musical. He leído que te gusta cocinar y te encanta la comida italiana.

David: Claro, me encanta la comida italiana. Ten en cuenta que soy medio italiano, bueno, una parte. (risas)

DMS: ¿Qué opinas de la comida española? ¿Has tenido oportunidad de degustarla estos días que has estado por aquí?

David: Si, me encanta la comida y he intentado degustarla todo lo que he podido (risas).

DMS: Si tuvieras que invitar a alguien a cenar ¿Qué prepararías para impresionarle?

David: Bueno, eso depende del tiempo que haga fuera. Si hace buen tiempo me gusta encender un fuego y hacer carne con salsa o cosas del estilo. Si por el contrario tiene que ser dentro de casa prepararía un Rigatoni Fiorentine con pollo y un buen pescado. Es una de mis especialidades (risas)

DMS: Recuerdo vuestro concierto en el festival Atarfe Vega Rock donde Frank Gilchriest no estuvo porque perdió el vuelo. Fue una decisión arriesgada salir a tocar en esas condiciones ¿Os planteasteis cancelar la actuación?

David: No, no tuvimos elección (risas). Hay veces que ensayamos sin uno u otro miembro y tratamos de adaptarnos. Teníamos un piano, una voz, una guitarra así que… Además, esto lo hacía cuando tenía quince años o más joven, por lo que pudimos hacerlo. Son cosas que pasan.

DMS: ¿Qué ha pasado esta noche con la gran espada de fuego? Supongo que no era el mejor lugar para sacarla…

David: Oh, sí, una pena. En Barcelona lo hicimos. Lo que pasa es que el techo era muy bajo aquí y con material inflamable. Pondríamos al promotor en problemas y no ha podido ser. Además, mi hermano, que era cantante y pianista como yo, murió cuando yo tenía trece años en un incendio en un club…

DMS: Oh, vaya, lo siento. No lo sabía.

David: Oh, no pasa nada. Eso es otra historia.

DMS: Me ha perecido muy raro que sólo tengáis cinco fechas en Europa (ndr: y más raro aún que tres sean en España…) ¿Por qué?

David: La verdad es que no lo sé. Algunas cosas escapan a nuestro control. Bueno, ¿quieres saber por qué? (ndr: sorprendente ataque de sinceridad). Te diré porque. Están ocurriendo cosas desquiciantes en mi vida personal y espero que en unos meses las haya resuelto y así poder girar más tiempo y cerrar más fechas pero, por el momento, esto es lo que podemos hacer.

DMS: Bueno, se me acaba el tiempo y me gustaría hacerte una última pregunta. Treinta años son muchos años, ¿qué esperas del futuro para Virgin Steele y para ti personalmente?

David: Espero poder seguir escribiendo canciones, grabando discos y poder seguir actuando en directo. Tengo un estudio en mi casa por lo que tengo toneladas de ideas para futuras canciones. En lo personal pues tener salud en mi vida para poder hacer todas esas cosas.

DMS: Muchas gracias por tu tiempo y por tu amabilidad. Si quieres añadir algo más, las últimas palabras son tuyas.

David: Muchas, muchas gracias por todo el apoyo, la fuerza y la pasión que nos dais. Gracias, de veras.

ndr: La despedida fue tan épica como su concierto. Cuando le fui a dar la mano él me dijo, no, mejor así, cogiéndome del antebrazo como hacían los romanos mientras proclamaba un “By the gods!!”. Lo que decía al principio. UN GRANDE.

top