Dark Music Site Dark Music Site Español Dark Music Site Deutsch Dark Music Site English
inicio agenda noticias directo reseñas entrevistas artículos enlaces contacto
I Spain Gothic Festival, Sala Penelope, Madrid, 17 - 18 de septiembre 2010
Viernes, 17 de septiembre

(Texto: David Ortego, fotos: bk) A la ya larga lista de nuevos festivales que se han ido creando en los últimos tiempos en nuestro país se suma uno que, por su orientación musical, cubre unos estilos que no tenían representación hasta el momento en el panorama nacional. Si bien el heavy metal, la música alternativa o el rock español tienen representación festivalera (sobre todo el heavy metal que ha visto ampliada su oferta de este tipo de eventos de manera más que notable) los sonidos oscuros, góticos o dark wave no contaban con ningún festival patrio. Imagino que esto es lo que se pretende subsanar con la creación del I Spain Gothic Festival (no entiendo muy bien por qué no se llama “Spanish”, pero bueno).

En principio, la iniciativa me parece muy loable pero tenía ciertas dudas sobre el interés que en el público pudiera suscitar este festival y la cifra de asistentes. Mis dudas se confirmaron tras presenciar los conciertos del viernes, aunque tengo entendido que la cosa mejoró considerablemente el sábado.

El primer problema que vi fue el tema de los horarios. Me parece genial que las actuaciones de los grupos no sean ridículas en cuanto a duración pero si esto obliga a que un viernes laborable los conciertos empiecen a las cuatro de la tarde pues está clara cuál va a ser la asistencia a los primeros grupos, independientemente de que sean los grupos de tu vida, porque, salvo que estés parado o tengas jornada continua, las obligaciones mandan. No obstante, fue una faena hacer lo indecible por llegar a la primera actuación programada para cubrirla, llegar allí y encontrarte que no tocaba el primer grupo, Love In Cage, y se retrasaba el inicio una hora. Ignoro el motivo de la suspensión ni la antelación con la que se sabía (imagino que nula porque sino…) pero no hubiera estado de mas avisar vía internet, para evitar la cara de tonto que se nos quedó a los pocos que allí estábamos a la hora prevista de inicio. Así, el primer grupo que salió a escena fueron los italianos Date At Midnight ante, no sé si llegarían, veinte personas.

Los romanos practican un rock gótico influenciado por Fields of The Nephilim, primeros The Cult o Christian Death por citar alguna influencia y, la verdad, es que no sonaban nada mal. Eso sí, según iban cayendo temas como “The Spirit Dance”, “No Love” o “Lost In Kreuzberg” la sensación de repetición se iba apoderando de mi. No estuvo mal el homenaje que rindieron al fallecido genio Peter Steele con una versión acortada de uno de sus temas más famosos como el “Black #1” (no en vano el nombre de la banda está sacado de la letra de esa canción) y que nadie parecía conocer vista la reacción del público (será que sólo conocen “My Girlfriend Girlfriend” que es la que siempre poner en las discotecas góticas).

La puesta en escena fue sobria con un Daniele que se tiró por el suelo en plan “torturado” en varias ocasiones para intentar transmitir y escenificar las letras de sus temas y con Pasquale, al bajo, que también estuvo bastante activo. El que chocaba con la estética del grupo era su guitarrista Francesco, que iba directamente en vaqueros azules y converse rompiendo con la estética del resto de componentes. No es que me parezca mal ni nada pero me sorprendió que saliera a tocar de esa manera cuando este tipo de grupos suelen cuidar su indumentaria en directo. Anecdótico sin más.

Más temas como “Crucifying My Lies”, “Panic Public Show” o “Flat Field”, entre otros, completaron su actuación que, me pareció algo larga para tratarse de un grupo con un solo EP en su haber. No me mataron pero se dejaron escuchar.

Una de las cosas que más me gustó del día fue, si exceptuamos detalles al final de la jornada, la rapidez en los cambios entre grupo y grupo. Esto hizo que, transcurridos quince minutos desde la finalización de Date At Midnight, salieran los ingleses Zeitgeistzero liderados por Teresa Dead. Me resulta imposible clasificar la música de este grupo ya que no encajan cien por cien en ningún estilo que yo conozca. Poseen elementos electrónicos cortesía de James Grave pero también poseen guitarra y bajo, aunque en bastantes temas había que intuirlos porque la base electrónica se los “comía”. Para terminar de rizar el rizo tienen vocalista femenina pero con un registro más propio del pop que de nada relacionado con el gótico. Si sumamos todo esto pues no sé qué es lo que se obtiene. Que cada uno lo escuche y decida.

Tienen dos discos en el mercado y, concretamente, el año pasado sacaron su segundo trabajo “Dead To The World” que han estado presentando por todo el Reino Unido. Hicieron lo propio en su actuación madrileña ya que este disco la copó prácticamente, y del que cayeron hasta seis temas del mismo. Temas muy industriales y bailables como “Party For One” o “Dance Of The Fallen”, otros más melódicos como “It´s No Easy To Be Strange” o incluso alguno “rockero” con reminiscencias de los 60 como “Big Bad Wolf”, que me recordó a la canción de “La Familia Monster”, se fueron sucediendo. En representación de su primer disco tocaron una oscura y electrónica “The Beast Under My Bed”. Tanto Teresa Dead como la bajista, Bex Noire, no pararon de moverse, aunque la cortísima falda de Teresa impedía que sus movimientos fueran muy exagerados por razones obvias por lo que la mayor parte del tiempo hacía movimientos robóticos (al más puro estilo Chiquilicuatre). La complicidad entre ellas fue total y trataron de animar al público en todo momento que, salvo dos personas que vi bailar, no colaboró en exceso. Su estética era bastante cuidada y me sorprendió el look tan “pin up” de Teresa que chocaba con el gótico de Bex y Corin Zero.

Su actuación no tuvo casi parones y, aunque a mí me resultó aburrida porque no me gusta su música, la verdad es que se lo curraron bastante para intentar agradar ya que en las pocas intervenciones que hicieron entre tema y tema resultaron simpáticas. “Grudge”, “Heart To Black” y, si no estoy equivocado, un tema nuevo llamado “Lights” completaron su repertorio en unos cuarenta minutos bien aprovechados (sorprendente que tocaran menos tiempo que sus predecesores que no tienen ningún disco…). No es mi rollo pero tienen un directo aceptable. Llegaba el turno para la primera banda nacional del festival, Los Carniceros del Norte. Con puntualidad como hasta ahora y, tras la intro de rigor, arrancaron con “Llamando a las Puertas del Infierno” y la verdad es que el directo de Txarly, Nando y Hugo me dejó totalmente en estado de shock. Para mí, y después de Qntal, lo mejor de toda la jornada a años luz del resto. Con el legado de Parálisis Permanente como referencia clara, sus temas homenajeando al cine de terror más clásico no dejaron títere con cabeza. Lástima que, como durante toda la jornada, la asistencia fue escasa a pesar de que ya eran las siete de la tarde. Además, en las televisiones de la sala se podían ver imágenes de las películas que han inspirado cada tema, lo cual mejoraba el aspecto visual del show. El tema que abre su disco “13 Cuchilladas”, “Los Muertos Vivientes”, fue el siguiente en sonar y así, uno tras otro y sin respiro entre ellos pudimos disfrutar de “La Novia de Frankenstein”, “La Invasión de los Ultracuerpos” o “Ladrones de Cadáveres”. A pesar del poco público se notaba que tenían seguidores entre los asistentes ya que bastantes personas cantaban los temas e incluso hubo un amago de pogo en “La Mujer Pantera”. La actitud del grupo fue totalmente arrolladora y muy propia del estilo que practican. Además, el hecho contar con un batería en directo en vez de de llevar grabado este instrumento hizo que su descarga ganara muchos enteros, en mi opinión. Txarly es todo un personaje, en el buen sentido, y la teatralidad que imprime a las canciones es justo la que necesitan mientras que H. Zombie y Nando Fausto con su actitud macarra, cumplieron con creces con su papel. El sonido, sin ser una maravilla (esta sala es de las peores de Madrid en este aspecto) no fue el protagonista y no empaño la actuación.

Con “La Máscara de la Muerte Roja”, perteneciente a su EP “Poe Is Dead”, se dio continuidad al concierto y la verdad es que llegados a este punto todos los presentes estábamos metidos de lleno en su espectáculo pasándolo en grande como en “Posesión Infernal” donde la gente se desgañitó coreando “sangre, sangre” o en “Al Otro Lado del Cementerio” donde se montaron algunos pogos en las primeras filas. Al grito de Txarly de “la culpa de todo las tiene vuestras madres” y con escenas de “El Exorcista” en las televisiones atacaron “Capitán Howdy”, que también fue de lo más celebrado.

Aunque el ritmo estaba siendo frenético, la hora de finalizar su actuación se acercaba pero no se dejaron en el tintero la gloriosa y tronchante “Nosferatu vive en Barakaldo”, ni “Doctor Caligari” con Txarly simulando llevar una camisa de fuerza, ni “Hotel Overlook” ni, por supuesto, la celebradísima y rayante “Cabeza Borradora”, que puso el punto y final a un concierto impresionante. La sorpresa del festival para mí ya que no los había visto nunca en directo.

Tras la descarga de Los Carniceros del Norte y, no sé por qué motivo, se produjo un cambio en el orden de las bandas saliendo a escena Cureproject o, lo que es lo mismo, el bajista de Date At Midnight, Pasquale, y una chica con un portátil (cuyo nombre no sé) acompañando al líder de Opera Glasses, Damiano Rossetti, para revisar y adaptar temas de la banda de Robert Smith a la electrónica. El caso es que, a pesar de salir al escenario, su actuación no transcurrió satisfactoriamente ya que, y según dijo alguien de la organización, les habían robado en Roma (imagino que un disco duro o algo similar porque instrumentos no llevaban) y no eran capaces de reproducir las bases que llevaban grabadas de forma correcta. Ellos lo intentaron pero ni “Play For Today” ni “In The Forest” ni ningún otro tema de los que intentaron sacar adelante funcionó y lo dejaron por imposible disculpándose y diciendo que era una “tragedia”. Si he de ser sincero no me importó lo más mínimo ya que lo poco que se intuía de los temas nada tenía que ver con The Cure y, para oír remixes cantados por Damiano (por muy parecida que tenga la voz a la de Robert Smith), prefiero no oír nada ya que los temas eran difícilmente reconocibles. Además, la hora de cierre de la sala suele ser temprana y mira, ese tiempo que se ganaba para no perjudicar a los cabezas de cartel y verdadero atractivo del día.

Mientras esperábamos a la salida de Ahrayeph, me comentaron que se habían caído también del cartel. Ignoro quién le dio esa información a mi amigo pero el caso es que la banda del belga Raf si que tocó y salió, de hecho, bastante antes de lo estipulado debido a la accidentada actuación de Cureproject. Aún así, el cambio fue más largo de lo debido pero no parecía que fuera a haber problemas con el horario de la sala para la actuación de Qntal.

Tras una prueba de sonido que pareció el inicio del concierto por fin, a eso de las nueve menos cuarto, empezó el concierto propiamente dicho con una intro insoportable de casi cinco minutos. Me habían dicho que el grupo sonaba parecido a Fields of the Nephilim pero a mi esta comparación no me parece acertada para nada. Bien es cierto que, debido a numerosos problemas, no ha podido venir una formación apropiada de directo y Raf ha tenido que hacer lo que ha podido para no tener que suspender pero vamos, un grupo que práctica su estilo de música con bajo y batería grabados me parece un poco chiste. Además, no sé si fue por el cansancio de llevar tantas horas allí metido o por no estar familiarizado con su propuesta pero me parecieron tediosos a más no poder. Sus temas, además, son más bien ambientales por lo que la sensación de tedio se multiplica por cien como me pasó con ”Love/No Love” o “Eden” que, en otras circunstancias lo mismo hasta me habrían gustado. La gente pasaba más bien del grupo y la interacción con el público brilló por su ausencia, hecho que tampoco ayudó en nada a tener una sensación positiva respecto al concierto.

Como apoyo visual pues en las televisiones de la sala se proyectaban imágenes que, a mí personalmente no me dijeron nada ya que eran abstractas en su mayor parte. Raf ha comentado en su myspace que el hecho de tener que llevar este formato a Madrid le da un valor añadido por ser algo único y esto podría ser así si es tu grupo favorito y eres un mega fan que los has visto mil veces. Como no es mi caso, ni “Maiden By The Sea”, ni “Farewell” ni “Resolve A Dirge” me dijeron nada en absoluto y, su hora de concierto se me hizo pesadísima deseando que llegara el final y salieran Qntal. Posiblemente el problema sea mío y, si disfrutaste de su concierto, me alegro por ti, pero para mí fue un calvario. Tal vez en otras circunstancias…

Por fin llegó la hora de ver al grupo por el que asistí el viernes a la sala Penélope. Los alemanes Qntal que, si no me equivoco, visitaban por primera vez en España. Tenía algunas dudas sobre lo que ofrecerían los de Munich en directo ya que, al combinar la electrónica con el dark folk podría prevalecer el primer aspecto sobre el segundo y yo, soy mucho mas seguidor del dark folk que de los sonidos maquineros. Por suerte según iban colocando elementos en el escenario esta duda se disipó y la balanza se inclinó del lado del dark folk ya que había un violín, un sitar, una gran batería y esto me emocionó bastante y me hizo pensar que iba a ser un concierto muy grande. La verdad es que estuvieron muy bien pero hubo elementos que, a mi modo de ver, empañaron algo su actuación.

A pesar de que se suponía que íbamos sobrados de tiempo, el cambio de Qntal fue mucho más largo de lo esperado (aunque nadie se creería que tardarían quince minutos en montarlo todo como ponía en los horarios del festival, ¿no?) pero, aun así, salieron cinco minutos antes de lo programado por la organización por lo que nada podía salir mal en este aspecto. Primer error. El segundo error fue pensar que un grupo como ellos con multitud de matices sonaría bien en una sala como Penélope en la que hemos sufrido peores sonidos que en los primeros tiempos de la sala Heineken, que ya es decir. Por eso, tanto “Translucida” como “Palestinalied” no sonaron como es debido y, el violín de Mariko (genial la incorporación al directo de esta joven porque aportó grandes cosas al grupo y al concierto) había que intuirlo en esta última, así como sus voces porque tampoco el micrófono en los coros que hacía. Una pena porque este tema es absolutamente glorioso. Por lo menos el sitar de Michael Popp si que se escuchó. Eso sí, la voz de Syrah se escuchaba con bastante claridad, para lo que es esta sala, y según pasaron los temas se corrigió algo el sonido pero sigo diciendo que este tipo de música requiere una sala con una acústica mejor que una discoteca pero, en Madrid, es lo que hay para nuestra desgracia. Por suerte tanto los teclados de Fil Groth como la batería de Marcus Köstner estaban al volumen justo y no taparon al resto de instrumentos.

Todos sus trabajos tuvieron representación de una u otra manera, aunque los dos primeros tuvieron poco peso en el conjunto. De su cuarto disco interpretaron “Dulcis Amor”, donde Syrah tocó la flauta y Michael una especie de laúd, si no me equivoco, dando un toque fabulosos al tema y “Amor Volat”, más movida y “cañera”, cuyo texto, como comentó Syrah, pertenece a la obra Carmina Burana y que puso el contrapunto al anterior tema mucho más tranquilo. En este tema destacaría la labor del baterista Marcus que se salió aportando el toque justo en cada momento.

La inteligencia a la hora de confeccionar el repertorio quedaba patente ya que alternaron temas más movidos con otros más medievales y tranquilos de modo que no se cayera en el aburrimiento en ningún momento., lo cual es de agradecer sin duda. Así, “Name der Rose”, presentada como una canción para las bailarinas de la danza del vientre (Bellydancers) dio paso a uno de los momentos álgidos, aunque no es de mis favoritas, ya que le llegó el turno a la única referencia a su primer trabajo de la mano de la bailable “Ad Mortem Festinamus” que fue de las más celebradas y bailadas por la gente.

Aquí Michael tomó el micrófono y nos soltó una charla sobre que a finales de los ochenta había sólo cuatro grupos en la escena dark wave y que ellos eran uno de ellos, junto con Deine Lakaien (donde también toca él) dando a entender que era un pionero de la escena, cosa que ninguno dudamos pero que se hizo algo pesado a pesar de que lo hizo en un más que correcto castellano. Tras el discursito, “Entre Moi Et Mon Amin” y “Glacies” dieron paso a “Maiden In The Mor”, también del Qntal III, y donde Michael se colgó la guitarra eléctrica y acompañó a Syrah a las voces en este tranquilo tema.

Tras este momento de tranquilidad los ritmos más bailables volvieron a aflorar con “Flamma”, donde Michael hizo labores de percusión junto a Marcus haciendo que el tema sonara mucho menos electrónico que en estudio, lo cual para mí siempre es positivo, como ya he comentado. Una canción francesa muy antigua como “Departir” devolvió la tranquilidad a la sala en esta alternancia de la que hicieron gala entre temas más bailables con otros más reposados. El concierto prosiguió con “Sumer” y, al terminar esta, se produjo lo que me temía. Eran las once y media pasadas y un miembro de la organización le dice a Fil que tiene que terminar ya. Yo alucino porque en los horarios “oficiales” (aunque sujetos a cambios como ponían para curarse en salud) ponía que terminaban a las doce (cosa que ya me extrañó pero pensé que habían llegado a un acuerdo o algo con la sala) y faltaba casi media hora. Tras una breve discusión entre ellos, Michael nos pone al tanto de la situación y tocan “Ecce Gratum” donde Mariko estuvo genial acompañando a Syrah, que volvió a tocar la flauta, a las voces (como en todo el concierto por otra parte). Se despiden disculpándose por no poder tocar más y por no asistir a la fiesta posterior en un pub del centro ya que tiene que irse porque al día siguiente tocan en una cueva con estalactitas. Seguro que allí no les cortan para abrir como discoteca… Todos nos ponemos a pedir otra canción y, por suerte, parece que la organización accede a dejarles tocar el último tema que les faltaba del repertorio que no era otro que “Veni” de su quinto disco, Qntal V, y que fue coreada por todos más que nada porque pudimos no haberla escuchado por culpa del tema de siempre en las salas de Madrid que no son sala de conciertos, sino discotecas. Esta vez tuvimos suerte y Qntal dieron un conciertazo, a pesar del mejorable sonido. Ojalá podamos volver a verles pronto en otro ambiente más propicio porque no defraudaron en directo para nada y merecen ser disfrutados en toda su extensión.

Para pasar a cada día del festival, utilizar los siguientes enlaces:


Sábado, 18 de septiembre


Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Date at Midnight
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Zeitgeistzero
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Los Carniceros del Norte
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Ayrayeph
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
Qntal
inicio  •  agenda •  noticias  •  directo  •  reseñas  •  entrevistas  •  artículos  •  links  •  myspace
Todo el material aqui publicado está o autorizado por su respectivo autor, es información públicamente accesible y/ o es para uso informativo y educativo. Su uso comercial queda terminantemente prohibido.
No se garantiza que las informacines publicadas en este site sean correctas y/ o completas.
© rzk-voyager.com 2001-2009

Web Design and Programming: K-Lingua Consulting