DMS en Español DMS en Inglés DMS en Alemán Contacto por E-Mail DMS on Twitter DMS on Facebook

Paul Gilbert + David Palau, Sala Cats, Madrid, 15 de marzo 2013

Texto y fotos: David Ortego) Nueva visita del virtuoso guitarrista de Mr Big y Racer X que, por fin esta vez no me perdí. Y es que, por diversos motivos, siempre algo me había impedido encontrarme con el americano cuando ha venido en solitario a Madrid. Al fin pude quitarme esta espinita que tenía clavada y las sensaciones que me dejó, a pesar de no ser guitarrista, fueron excelentes porque es un crack.

Un problema que no viene al caso me privó del primer tema que interpretó el catalán David Palau, que era el encargado de abrir el recital del americano para, ya acompañado por Dagarod, dejarnos unas muestras en formato acústico de lo que será su próximo disco. Así, acompañado por su guitarra y la voz de Dagarod (este chaval ya debería estar dando mucho que hablar porque es realmente bueno) presentaron algunos temas de “White”, su próximo e inminente disco. La que da título al próximo trabajo, “If You Go” o el recuerdo al primer disco “Sometimes”, cantada por el propio Palau, fueron algunos de los temas que pudimos escuchar los pocos que allí estábamos en los escasos veinte minutos que estuvieron en escena.

Dejaron buenas sensaciones y nos emplazaron al concierto presentación de “White” en la capital, cuando encuentren sala para ello, ya que el cierre de la sala Ritmo&Compás, donde iban a tocar en breve, les ha obligado a modificar sus planes como comentó el guitarrista. Estaremos atentos porque, ya digo, mi impresión de las canciones fue muy positiva.

Tardaron poco en aparecer Gilbert y sus acompañantes sobre las tablas de la Sala Cats para, durante dos horas ofrecer una lección magistral de cómo la técnica y el virtuosismo a las seis cuerdas no está reñido con el feeling y la versatilidad. Porque el concierto fue variado, y nada aburrido, gracias a un inteligente repertorio donde tuvo cabida todo. Canciones instrumentales, versiones de grupos míticos, jams,… En fin, multitud de elementos para mantener un ritmo adecuado y no caer en el tedio.

El motivo de esta nueva visita no era otro que la presentación en sociedad de su último trabajo “Vibrato” que, prácticamente, tocó al completo pero alternando con otros temas de su carrera o versiones varias que evitaran “aburrir” al personal, aunque eso parece difícil cuando se despliega tanto talento.

De hecho arrancó con tres temas de “Vibrato”, “Enemies (In Jail), “Rain And Thunder And Lightning” y la homónima precedida por la primera mini jam de la noche en la que ya se dejó entrever que sus compinches iban a dar mucho juego también. Una base rítmica de lujo compuesta por Thomas Lang y un funky Kelly Lamieux perfectamente sincronizada acompañaba al colchón de teclado de la mujer de Gilbert, Emi, que tuvo mucho protagonismo durante toda la velada y varios momentos de complicidad con su marido.

Con su habitual Ibanez modelo PG (Paul Gilbert, obviamente) atacó “Scarified”, la primera de las dos canciones de Racer X que interpretó, arrancando al instante los aplausos de los seguidores de este gran grupo y donde Paul demostró su velocidad tocando. Este tema contrastó con “Go All Night”, la primera versión propiamente dicha (de Pat Travers) en la que destacó Kelly y su aire totalmente funky que, sin embargo, no desentonó con la pausada “Bivalve Blues” y la fumky “Put It On The Char” que nos devolvieron a “Vibrato”.

Entre canción y canción el guitarrista de Illinois estuvo muy simpático, bromeó y siempre estuvo sonriente. Además, no me pareció que fuera de “estrella” como otros guitar heroes sino más bien se comportó como una parte más de un grupo de virtuosos, hecho que le honra e hizo que ganara más puntos todavía en mi escala.

La versión instrumental de The Dave Brubeck Quartet “Blue Rondo á la Turk”, con mención especial para la aportación de Emi en la última parte, y “Atmosphere On The Moon”, ambas recogidas en su último disco también, dieron paso al lucimiento de Thomas que tuvo sus minutos de gloria con un espectacular y variado solo de batería que arrancó otra tremenda ovación y sirvió de descanso para sus compañeros.

La vuelta a escena fue empalmando al solo de Lang la última referencia a Racer X en forma de “Technical Difficulties” donde eso es precisamente lo que abundaban, las dificultades técnicas de las que salió airoso el delgado guitarrista para, seguidamente, acaparar el solo todo el escenario y el protagonismo sorprendiendo al aparecer con una guitarra Ibanez (esto no es sorpresa lógicamente) pero si al tratarse de un modelo PM 120 Signature de Pat Metheny. Una guitarra de caja de Jazz que reproduce sonidos mucho más gruesos y dulces que a los que nos tiene acostumbrados.

Con esta preciosa guitarra como único acompañante nos deleitó unos minutos con solos, fraseos y retazos de otros temas como “I´m Not Crying” y otros más celebrados como la famosa (y un poco empalagosa también, por qué no decirlo) “To Be With You”, “Superheroes” o “Green-Tinted Sixties Mind” que hicieron las delicias de los amantes de los sonidos más melódicos.

El concierto regular estaba llegando a su fin y de ello se encargó “The Pronghorn”, otro tema de “Vibrato” y “Down To Mexico”, la única concesión a trabajos pretéritos como solista con el que se despidieron entre aplausos para volver con unos bises bastante especiales.

En los bises decidió rendir su particular homenaje en forma de covers a algunos de los grupos que seguro ha influido en algún momento en su formación musical y que, curiosamente, (o tal vez de forma premeditada) varios presentaban en sus filas algún desaparecido como es el caso de Dio en “Man On The Silver Mountain” de Rainbow o Gary Moore en “Still Got The Blues”. También rindió homenaje a Faces con su hit single “Stay With Me” y a The Police con una sorprendente “Synchronicity I”.

Aunque para sorprendente el momento “Sin City” en el que se intercambiaron los instrumentos, como hacen habitualmente Mr Big, encargándose del bajo Lang, de la guitarra Kelly, de la voz Emi y de la batería el propio Gilbert en una más que decente versión que desembocó en otro tema de los australianos, “Beating Around The Bush”, redondeando una descarga memorable.

Espero que no sea la última vez que pueda disfrutar de este genio y su banda en directo porque, aunque no hubo una gran asistencia, se comportó como lo que es, un fuera de serie.